PADRES DEL 2050

—Hugo, Hugo no te duermas ¡Hugo! 

El último grito de su crush, termina por espabilar a Hugo. Y eso que ya había empezado a roncar.

—¡Joder! ¡¿Qué?! —Responde en un gruñido.

—¿Cómo que qué?…Es que ya ni me esperas —contesta Paula enfurruñada al tiempo que aprieta el botón de descapotado de su lado de la cabina de matrimonio.

—¿Pero qué quieres, bro?…. —responde Hugo.

La luz del cubículo de Paula, a pesar de estar en modo chill, le deslumbra. «En momentos como éste es cuando me arrepiento de no haberme shippeado en separación de bienes y cápsulas» piensa. Da dos palmadas con el envés de su mano y dice «fantasía» para encender la luz de su cubículo con idéntica intensidad. Emite un silbido adicional para elevar un poco el respaldo, alineándolo al de ella.

Paula da dos silbidos adicionales para dejar su respaldo totalmente erguido, mala señal. La conversación va para largo.

—¿Es que no me vas a preguntar por la niña?… ¡Ha tenido hoy su primera video entrevista de trabajo! —Pregunta ella con un suspiro, antes de continuar—. Veinte años ya. Parece que fue ayer cuando nos inseminamos en nuestra Luna de Stevia. Ay el 2032… ¡Qué año aquel!… Y ahora nuestra niña ya quiere volar sola…

—LOL… ¿Qué esperabas, tenerla en nuestra cápsula eternamente? Mira, bastante pasamos los de la generación Z. Si no llegan a palmar los de la X con las vacunas esas del primer bicho, seguimos bailando reguetón y haciendo retos de Tik Tok. ¡No me mires así! Estamos de acuerdo que fue una putada, pero gracias a ello nos quedamos de putos amos, bro. ¿Si no de qué? 

—¡Ya estamos con las batallitas de pseudo boomer! —Protesta Paula revolviéndose en su cubículo—. Bueno, escucha… que dice la niña que el stalker de redes, le ha dicho que le faltan tres mil followers más para que abran su canal. Además tiene que postear en plan una media de tres histories random, cuatro podcast y tres reels por día. Y le piden tener hecha una carpeta sobre los primeros influencers, o si no sobre las primeras youtubers en plan así remember total… 

What the fuck? ¡Si es que van a pillar, qué cringe! —protesta Hugo con un gesto de dolor.

—Hugo, ¿qué mierda estás haciendo con la cara? —Pregunta Paula sin pestañear.

—El puto botox, bro. Que intento fruncir el ceño del cabreo y me tira, es que me tira…. Nos llevamos poniendo esta mierda desde hace treinta años, estoy tan acostumbrado ya, que se me olvida el pinchazo y la cago gesticulando antes de tiempo. Bueno a lo que íbamos, ¿y le han dado un plazo o ya la han baneado?

—La nena dice que tiene otra video la semana que viene. Así que todavía hay esperanza. ¡Ay, si a su abuela le hubieran chutado Pfizer y pudiera verla, ahí a punto de tener su propio canal en Twitch, tan pro!.

—Pues nada, ni te preocupes. Ponemos a Alex@V35.0 a machete, en plan a generar perfiles falsos que interactúen bien con Chat GPT, y en dos días tiene los followers que necesita en Instakilogram. Y para lo otro, tiro de mi mega bro Alex, el que curra en HBPlus Next-Prime—propone emocionado—. Estaban en conversaciones con los nerd de Dulceida y los hermanos Casas por el podcast ese de “Estos post ya no me rentan”. Si me lo confirma, conecto a la nena y que los entreviste para su canal.

Después de ver la expresión to’ hype de su crush, Hugo suspira aliviado, sólo quiere volver a dormir. Con dos silbidos, pone el respaldo de su cubículo en horizontal. Sólo queda apagar de nuevo las luces. Da dos palmadas y cuando está a punto de decir “Chill”, ve que su Paula le pone morritos tras la mampara que los separa.

—¿Buff y ahora qué…? —Pregunta desganado.

—Pues nada… Que te he visto en plan to’ mamadísimo y me has puesto super hype… Podríamos comunicar los cubículos y montarnos un buen —contesta en un ronroneo.

Hugo se incorpora y observa a su crush. A sus cincuenta y dos años mantiene el cuerpo de pibonaco de treinta gracias a las operaciones obligatorias marcadas en la cartilla sanitaria desde el 2035, él tampoco está nada mal. Sólo las manos de ambos delatan su verdadera edad. Hugo pasea la mirada por la mampara que los separa. Duda por un momento, pero cuando el led del implante en su muñeca marca las dos de mañana, le da to’ el palo y comienza a reclinarse a pesar de la mirada super hot de Paula, para soltar mientras adopta la posición horizontal.

Ñeh… estoy to’ mortimer —contesta con dos palmadas y un “Chill”, añadiendo un “Too much” para apagar por completo la estancia, decide que perder veinte minutos de sueño por un ratito de buen sexting, ya no le renta.

logo 300

¡Deja tu email si quieres recibir un aviso cuando esté listo mi nuevo post!

¡No soy spam, palabra!

Autor: Lucía Arjona

Escritora en continuo proceso creativo, feliz de compartir mis historias con todo aquel que las quiere leer.

11 opiniones en “PADRES DEL 2050”

  1. Me putoencanta. Pero me estoy planteando si soy boomer o X no entiendo la mitad de las palabras, igual que a veces no entiendo a mi hija (pura generación Z) jijiji . Un besazo sigue así

  2. Está de chill, muy god la verdad deberían hacerle un story en el IG, esto va a ser goty cien por cien. Muy fachero además queda muy GG, deberían nerfearlo de lo OP que está. 🙂

  3. Qué child! No he entendido la mitad de las palabras! 🤦‍♀️ Estoy obsoleta😂😂 pero madre mía la que nos espera! Nada distinto a lo de hoy. Bueno, sí, los silbidos 🤷‍♀️🤦‍♀️😂. Feliz noche, amiga. Un relato estupendo 🤗💜🤗💜

  4. Me ha dado tó la risa y todo el miedo a la vez bro!😆 Gracias por este ratico: ¡lo de instakilogramer es total! Jajajaja y el botox no me quiero imaginar lo que nos contará de las caras en unos años… lo de las cápsulas me ha recordado a un libro que leí de Albert Espinosa que me gustó mucho.😘😘

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *